Una alimentación sostenible, además de ser saludable para nosotros mismos/as, debe respetar el medio en el que todos y todas convivimos en sociedad. En As Corcerizas las comidas son preparadas, en la medida de lo posible, con alimentos procedentes de la agricultura ecológica local y comercio justo. De este modo, aparte de servir como ejemplo y demostración de viabilidad, resulta un apoyo para el desarrollo de las pequeñas explotaciones de la zona. Una vez más, la experiencia vivida es la mejor herramienta para sensibilizar y concienciar de la necesidad de cambiar nuestros hábitos alimenticios para el bien de nuestra salud, el medio ambiente y la prosperidad del rural gallego.

Recomendaciones de Amigos da Terra para una alimentación sostenible

Cuando vayas a la compra se consciente de lo que estás comprando:

2014_02_05_02
2014_02_05_04 2014_02_05_03
2014_02_05_05 2014_02_05_01
  1. Si compras productos de agricultura ecológica (sin pesticidas, herbicidas, ni transgénicos) y, en la medida de lo posible locales y de temporada, además de estar garantizando beneficios para la salud, estarás favoreciendo el desarrollo de las pequeñas explotaciones de la zona y la conservación del medio.

  2. Algunos alimentos como el café, cacao, azúcar… no los podrás encontrar de producción local, sí no que provienen de otros países, en su mayoría empobrecidos por los abusos de las grandes multinacionales. La alternativa ante esta situación es que contactes con una distribuidora de Comercio Justo, donde se garantizan unos criterios de justicia social y de desarrollo sostenible para las comunidades que cultivan los alimentos que necesitamos.

  3. Hay ciertos productos que debes Rechazar, como los que tienen un exceso de embalajes o los que recorren miles de kilómetros para llegar hasta nuestras manos. Es fundamental Reflexionar e informarnos sobre el producto antes de comprarlo.

  4. A medida que se vayan consumiendo los productos, recuerda que muchos de los envases que quedan vacíos se pueden Reutilizar sin tener que destruirlos, ahorrando así la energía que se destinaría a hacerlos de nuevo. A La hora de comprar escoge los productos pensando en su destino último: al vidrio puedes darle muchos más usos que a los envases de plástico o latas, que además consumen mucha energía y agua en su producción.

  5. Puedes organizar la cocina para separar todos aquellos residuos que no puedas reutilizar, para que posteriormente se puedan Reciclar, reduciendo la utilización de nuevas materias primas. Además, con la utilización de un pequeño compostador puedes llegar a reciclar toda la materia orgánica generada, reduciendo tu cubo del genérico en un 50%.