El Macizo Central Ourensano está conformado por las sierras de As Corzas, Invernadoiro, Queixa, San Mamede y o Burgo, constituyendo el espacio natural más completo de la alta montaña gallega. Por el hecho de tener una superficie tan amplia, confluencia de regiones biogeográficas y un relieve variado, presenta muy diversas especies vegetales, tanto de tipo mediterráneo (carpazos, encinas, cerquiño) como de tipo atlántico (roble, acebo, tojo), lo que le confiere una excepcional biodiversidad.

2014_04_02_04 2014_04_02_02
2014_04_02_01 2014_04_02_03

Posee también gran riqueza faunística con un total de 176 especies de vertebrados. Destacamos especies protegidas como el águila real y el lagarto de las silvas y especies seriamente amenazadas como la perdiz común. La variedad que encontramos en anfibios y reptiles de montaña también es importante, existiendo diferentes tipos de lagartos y píntegas, característicos de la región. Entre los mamíferos, la liebre, el lobo, la marta, el ciervo, el corzo o los jabalís son muestra de la gran biodiversidad.

Por otra parte, colinas y peñas de la sierra de San Mamede se convierten en miradores excepcionales, desde donde podremos ver restos de la huella del mar de agua dulce que un día llenó de vida y dulcifico el clima de la comarca de la Limia, la Laguna de Antela, reconocida como una de las lagunas más importantes de la Península Ibérica, tanto por su extensión como por su riqueza y que fue desecada a partir del año 1956.

Otro atractivo de la Sierra es el Río Arnoia, que nace en las cumbres de San Mamede y que se precipita, cristalino, laderas abajo por dos ramales distanciados desde su nacimiento. El río se retuerce en las estrecheces de la montaña hasta llegar al pueblo más próximo de As Corcerizas, Arnuide, en el albor del Valle del Miedo.